“Érase una vez…”

“Hubo una vez un mundo con poderosos y reprimidos. Con ricos extremos y pobres sin límite. Un mundo que incluso llegó al “sinsentido” de tener al 1% de los habitantes, poseyendo ¡el 65% de la riqueza! Era algo de locos.

El origen del problema se encontraba en la codicia de sus habitantes, que se habían inmerso en un consumismo desenfrenado. La concentración de poder en manos de unos pocos (que abusaban de él para su propio beneficio) sólo hacía que engrosar el problema; haciendo de la igualdad una utopía; poniendo en peligro la misma democracia.

Un buen día, en ese mundo, la tecnología empezó a desarrollarse a una velocidad abismal, y llegó a revolucionar todos los aspectos de la vida de la gente. Generó herramientas capaces de poner en contacto a las pasiones con los apasionados; a las ideas con los recursos; a los que quieren con los que tienen.

Fue así cómo nació un movimiento que inducía a compartir, priorizando la colaboración a la competición. Y se pusieron en marcha incontables iniciativas, que empezaron a esbozar lo que apuntaba a ser un nuevo mundo.

Cuando los poderosos se dieron cuenta, no fueron pocos los intentos de represión que pusieron en marcha. Aprovecharon cualquier ocasión para desarrollar retorcidas legislaciones y prohibiciones absurdas sin más propósito que poner fin a ese fenómeno.

Pero pese a sus incontables esfuerzos no supieron frenarlo. Y es que se había convertido ya en algo “muy grande”. ¡La colaboración y la pasión de la gente lo habían hecho imparable!

Y fue así como esa democracia que se encontraba en fase terminal, se fue recuperando. Los roles de la gente fueron cambiando, y se fue formando un nuevo mundo en el que los (reprimidos) apasionados, pasaron a ser los poderosos (dejando a los anteriormente poderosos el rol actual de reprimidos ;)).

En suma, se creó un nuevo mundo más igualitario con gente que sabía que el secreto estaba en colaborar y compartir. Porque de esa forma, al final, ganaban todos.”

Y colorín colorado…¡Este cuento sólo acaba de empezar! Y si lo quieres hacer madurar, la economía colaborativa (de la que forma parte el crowdfunding) te lo pone muy fácil. ¡Bienvenido a este blog!

Anuncios

Un pensamiento en ““Érase una vez…”

  1. Pingback: El Crowdfunding de Goteo | CrowdHUB

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s