Crowdfunding y Emprendimiento Social

“Good is a Currency”.

Con esta potente frase, empieza el libro “Crowdfunding for Social Good” de Devin D. Thorpe (que dicho sea de paso, se financió a través de Crowdfunding en StartSomeGood (una de las principales plataformas de Crowdfunding Social que existen).

¡Qué gran inicio! Si en general el momento de empezar un libro es un momento “mágico”, cargado de expectativas y lleno de ilusión, un arranque así, solo hace que elevarlas.

Crowdfunding For Social Good

Crowdfunding For Social Good, Devin D. Thorpe

Y lo cierto es que el interés  inicial no me decayó en ningún momento. Quizás porque aúna las dos disciplinas que más me gustan: Crowdfunding, y emprendimiento Social. Ambas en una fase embrionaria al menos en España, pero con grandes expectativas de crecimiento 🙂 .

El libro, de forma muy didáctica, y alternando “teoría” con casos de éxito reales, explica paso a paso todo lo que hay que tener en cuenta para lanzar un proyecto de emprendimiento Social a través de las mecánicas de Crowdfunding. Y aunque os adelanto que la base no difiere de cualquier otro proyecto, el hecho de contar con una causa social, dota de una serie de activos al proyecto que, bien trabajados, nos ayudarán a que la campaña sea un éxito:

  • La historia

La historia que hay detrás del emprendedor del proyecto. Su relación con la causa. La solución que ofrece para resolver un problema social. Esta historia, puede tener mucha fuerza. El reto es contarla con magia para no causar indiferencia. Pero si se consigue, tendremos gran parte del camino andado.

  • El producto (y “la necesidad”)

Si tenemos alguna necesidad que sea ilimitada, esa es la auto realización. Y las causas sociales, la alimentan. ¡Juguemos esta baza, y explotemos esta necesidad infinita de nuestros potenciales mecenas 🙂 !

  • El precio

El componente social reduce la sensibilidad al precio, lo hace más elástico. Más allá de la recompensa o de la rentabilidad (si el proyecto es de equity), el mecena o inversor participa por este beneficio emocional que supone formar parte de un proyecto social, y no tendrá problema en pagar un sobre precio.

  • Los colaboradores

Y ya por último, nos será relativamente sencillo crear una red de colaboradores, sensibilizados por la causa, que nos ayuden en la dinamización de la campaña. En el libro Devin les llama “Champions” y “Boosters”, según el nivel de implicación, y la verdad es que ambas nomenclaturas se auto definen por si solas, son de lo más descriptivas (me encantan 🙂 ).

“Compassion is not Compassion without Action”

Como veis, si tenéis un proyecto entre manos de estas características, ¡jugáis con ventaja! Tenéis muchas de las piezas necesarias para que su lanzamiento sea un éxito ;).

Ya finalmente, para inspiraros, os voy a dejar el ejemplo de un proyecto que me encanta: SMAC. Se trata de una colección de monos de peluche para luchar contra el cáncer.

SMAC

SMAC

Un caso muy bien trabajado, que tras su exitoso lanzamiento a través de una campaña en StartSomeGood, se convirtió en una auténtica empresa social que sigue luchando por su causa.

¿Quién se anima a colaborar en la lucha contra el cáncer y llevarse este maravilloso  SMAC por tan sólo 23,99$?? :).

Anuncios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s